Las medidas de una mesa de billar

El billar es un deporte  popular en todo el  mundo  que se  puede  jugar en cualquier lugar tanto a nivel profesional  como para divertirse. No es infrecuente tener una mesa de billar  en casa, pero antes de lanzarse a comprarla,  conviene saber que se cumplen los requisitos necesarios para su colocación. A ello ayudará conocer de antemano las medidas de una mesa de billar.

La práctica de este juego se lleva a cabo  en una mesa de forma rectangular, de madera y con un tapiz como superficie de juego. Hay que  hacer rodar bolas de colores impulsadas con un taco, en algunos casos para  tratar de colocarlas en en una serie de agujeros, o  bien  para hacer carambolas entre ellas.

Medidas de  una mesa de billar americano

Según los diferentes modelos que existen, las medidas de este tipo de mesa pueden ser de unos 2,54 metros de largo,  2,37 metros, o bien 2,13 metros, en todos los casos de largo. Las mesas de billar americano más comunes para una casa son las de 2,13 metros de largo,  y servirán para ilustrar este artículo.

Esta mesa de de 2,13 m largo x 1,07 m ancho x 0,78 m alto, tiene una superficie de juego aproximada de 193 x 96.5 cm aproximadamente. Es la mesa de billar más empleada en bares, ligas de aficionados, o para las  casas

Colocarla  en casa

Una vez se decide comprar una mesa de billar  para casa,  además de conocer sus medidas y confirmar que su colocación sea viable, hey que saber elegir el modelo más adecuado. La primera regla es tener espacio suficiente en casa o en el habitáculo donde se pretende colocar.

Hay que elegir el modelo de mesa que mejor se adapte a la casa, teniendo en cuenta que debe sobrar espacio en la habitación para poder moverse y golpear cómodamente con el taco. Calcular que el taco de billar estándar mide 144 cm y se requieren unos 8 cm más para poder moverlo con soltura.  Con lo cual,  a la zona de juego hay que sumar unos 152 cm libres. En otras palabras: para  colocar  una mesa  de billar americano de 2,13 metros de largo, la habitación debe ser como mínimo de  5,10 metros de largo y 4,16 metros de ancho.

En su segunda juventud ha descubierto la pasión de escribir. Cuando no se pierde entre fantasías futuristas y pesadillas infernales se dedica a divagar sobre cualquier tema que llame su atención. ¡Todo lo parece interesante! Y es que un escritor puede encontrar la inspiración en las fuentes más inesperadas...